Tipos de hipotecas para comprar una casa

Quiero comprar una casa y no se qué hipoteca me conviene más

Muchas de las personas que todavía no han comprado anteriormente ninguna propiedad cuando llega el momento de la búsqueda y compra de una nueva vivienda se sienten un poco perdidos en la mejor forma de financiar esta compra. En el caso de hacerlo mediante hipoteca, la pregunta es ¿necesito una hipoteca fija o una hipoteca variable? En los últimos años ya se ha empezado a conocer hipotecas de tipo mixto que aúna los dos tipos. Pero para saber cual es la hipoteca perfecta no hay una respuesta correcta, ya que dependerá de cada comprador y su perfil y los años de préstamos. Otro de los factores a tener en cuenta para elegir entre una hipoteca fija o una variable es la tolerancia al riesgo de cada comprador.

Las personas con un “carácter” más estable suelen decidirse por la tranquilidad que les da la cuota fija de una hipoteca tipo fijo, pero las personas con menos predilección por la tranquilidad o con más conocimiento en el mercado, suelen optar por la hipoteca variable. Nosotros como inmobiliaria en Obra, Moraira y alrededores podemos aconsejarte sobre la tranquilidad de las zonas residenciales de la Costa Blanca, pero sobre la tranquilidad que deberías soportar con la hipoteca no. Pero ahora vamos a explicarte de manera detallada y fácil las características de cada hipoteca para que puedas hablar con el gestor de tu banco de una manera más clara y segura.

Características de una hipoteca variable

En este tipo de hipoteca las cuotas fluctúan en función del valor de Euríbor. La letra a pagar cada mes se verá modificada acorde a este índice. Si nos encontramos en un contexto donde los intereses son bajos, la cuota mensual se verá reducida. Sin embargo, también acarrea un cierto grado de incertidumbre, porque la letra a pagar puede variar tanto a la bajó como a alza. Al ser este índice variable y si la hipoteca tiene una vida muy larga, puede suponer un gran desembolso de intereses. Si nos ponemos en el contexto actual, año 2022, el Euribor está en mínimos, por lo tanto ahora mismo será más ventajoso contar con una hipoteca a tipo variable. Pero cómo has podido leer, este índice puede variar en el tiempo convirtiéndose en una opción poco recomendable para los que eviten riesgos y para los que planean una compra con un préstamo muy extenso en el tiempo.

Comprar una vivienda con hipoteca fija
En lado opuesto a la variable se encuentra la hipoteca fija, que como su propio nombre indica, la cuota mensual no variará, ya que de hecho, esta condición está firmada ante notario desde el mismo día en que se compra. La única forma de que se reduzca la cuota si si el comprador decidiera amortizar algo del préstamo de manera adelantada. 

Los compradores con perfiles más conservador, que huyen del riesgo, esta es la opción preferida. Normalmente las hipotecas fijas son suscritas con las hipotecas que tienen una vida muy amplia, entre los 20 y 30 años. 

Últimas noticias
© 2023 Olea Home - Todos los Derechos Reservados Software Inmobiliario Sooprema
Gestionar consentimiento

Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar la web, analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad basándonos en tus hábitos de navegación y preferencias. Política de Cookies

Aceptar Ver preferencias Rechazar todo